Almacenaje

Para mantener los vinos en un óptimo estado de conservación nos permitimos indicarle algunos consejos básicos. Recuerde que es muy importante conservar el vino de forma adecuada para que mantenga su nivel de calidad.    

CONSEJOS PARA CONSERVAR UN VINO

En cuanto a la temperatura

  •  La temperatura ideal para conservar el vino es de 10º a 15º centígrados.
  • La temperatura mínima en invierno no debe ser inferior a 7º C y en verano no debe ser superior a los 20º C.
  • Los vinos han de estar protegidos de las oscilaciones térmicas, el máximo no ha de superar los 2º C de fluctuación diaria.

En cuanto a la luz y humedad

  • Conviene que la humedad relativa del aire este entorno al 70 %.
  • Ha de evitarse en lo posible la luz, por ello es importante utilizar lámparas portátiles con filamento de carbón o luces frías indirectas.
  • La ventilación del lugar donde se encuentren es un factor importante y necesario.

En cuanto a la posición

  • Los mejores botelleros son los de madera o los construidos con materiales que no conduzcan el calor.
  • Las botellas han de estar en posición horizontal.
  • Los ruidos y las vibraciones son enemigos declarados de los vinos.

En cuanto a otros aspectos

  • Los vinos no soportan los olores extraños, pinturas, aromas de la cocina, chacinas, frutas, etc.

PROBLEMAS POR UNA MALA CONSERVACIÓN

Algunos de los defectos que puede adquirir el vino por una mala conservación provienen de las siguientes causas:

  • El exceso de calor produce: Maduración precoz, alteración del color, deterioro del corcho.
  • El exceso de frío produce: Depósitos Tártricos.
  • La falta de humedad provoca: Resequedad del corcho.
  • El exceso de humedad produce: Aparición de hongos.
  • Una Mala Aireación favorece: Olores indeseables.
  • Las vibraciones provocan:Fatiga del vino.
  • El exceso de luz causa:Sabor del vino a oxido.